Temporada 2016-17

Historia

La asociación Juventudes Musicales de Zafra "José Cabezón" nace en la primavera del año 1975. D. José Viñuelas conocía la existencia de la asociación nacional Juventudes Musicales y aquel año, durante un concierto organizado por el I.E.S. Suárez de Figueroa, pensó que podría resultar muy interesante crear una delegación de dicha asociación en Zafra. Expuso la idea a D. José Cabezón, quien mostró desde el comienzo un enorme entusiasmo para hacer realidad dicha idea.

D. José Viñuelas

Mantuvieron varias reuniones con D. Julio García Casas, pianista y Presidente de Juventudes Musicales de Sevilla, quien estuvo siempre dispuesto a colaborar con ellos. Tal fue el empeño que pusieron en darle forma al proyecto, que en junio del mismo año se programó el primer concierto, un recital de obras de Chopin. El intérprete fue el propio Julio García Casas, quien tuvo que traerse su piano de cola desde Sevilla, ya que nuestra asociación no contaba aún con este instrumento.

D. José Cabezón

Este primer concierto se celebró en la Iglesia de Santa Catalina, después de haber pedido el correspondiente permiso a las Madres Dominicas, quienes se mostraron encantadas de ofrecer su templo para realizar este concierto. Las primeras notas de aquel piano prestado demostraron tanto al pianista como a todos los asistentes la excelente acústica del improvisado auditorio, que pasó a ser permanente en esta primera etapa de la asociación.


Artesonado mudéjar de Sta. Catalina

Una opinión experta en música, la del alemán Krakemberguer, componente del Cuarteto Hispánico Numen, llegó a decir de esta iglesia: "...es difícil describir la sensación de tocar en este recinto...", "...existe allí una acústica tan fuera de serie...", "...precisión acústica de estudio...", "...el sitio predilecto para grabaciones ambiciosas...". Tal era la fama que adquirió el templo, que en 1987 la Joven Orquesta de Extremadura, dirigida por José María Redondo, lo utilizó para la grabación de un disco.


Antes de un concierto en Sta. Catalina

Fueron 127 los conciertos que se desarrollaron en la iglesia de Santa Catalina, hasta que en el año 1996 comenzó a utilizarse el Pabellón Central del Recinto Ferial. Llegó el momento de dejar tranquilas a las monjas Dominicas, que eran cada vez menos y con más edad, aunque ellas en ningún momento hicieran la más mínima insinuación. El Pabellón Central del Recinto Ferial se convirtió entonces en la nueva sede y resultó tener también una excelente acústica, pero además ofrecía más comodidad, tanto para los músicos como para el público asistente a los conciertos, que iba en aumento.

La Junta Directiva inicial de Juventudes Musicales de Zafra estaba formada por José Viñuelas, como Presidente, José Cabezón, Sebastián Torralba, Nieves Guerrero, Horacio Barrena, Joaquín G. Carvajal, Eugenio Carrasco y Francisco Croche.

Los comienzos de la Asociación fueron muy difíciles. El mismo año de su fundación muere el General Franco, produciéndose grandes cambios en el país. Los organismos que asisten a este tipo de asociaciones también se ven afectados por dichos cambios. Sin embargo, D. Feliciano Correa Gamero, natural de Jerez de los Caballeros, ocupando el puesto de Delegado Provincial de Cultura del Gobierno de la UCD, ofreció la ayuda económica de su Delegación.

El actual piano de la Asociación fue adquirido en aquella época por 250.000 pesetas (unos 1.500 €), gracias a la colaboración de la Delegación Provincial de Cultura, el Ayuntamiento de Zafra y el Ministerio de Cultura, además de un crédito solicitado a la Caja de Badajoz y avalado por José Viñuela, José Cabezón y Horacio Barrena. Este piano se estrenó en 1979, en un concierto del excelente pianista extremeño Esteban Sánchez.


Piano comprado en 1979 por 250.000 ptas.

Las actividades de Juventudes Musicales de Zafra fueron adquiriendo estabilidad, contando con el incondicional apoyo del Ayuntamiento de nuestra localidad y con la colaboración de la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura.

Cuando la Asociación cumplió su 25 cumpleaños, José Cabezón creyó que merecía una celebración por todo lo alto. Por ello se empeñó en organizar un concierto del más alto nivel en Zafra. Su ambicioso objetivo apuntaba a la Orquesta Nacional de España. Se ocupó de realizar personalmente las gestiones, incluso escribió una carta a Su Majestad la Reina Doña Sofía, siendo conocedor de la gran afición a la música clásica de nuestra monarca. Finalmente en septiembre de 2000 esta importante Orquesta, dirigida por el joven Álvaro Albiach, actuó en la Caseta Municipal del Ferial, cuya acústica previamente hubo de ser mejorada. El escenario del Pabellón Banesto resultó pequeño para tal cantidad de músicos. Los gastos fueron costeados por el Ministerio de Cultura, la Caja de Extremadura y el Ayuntamiento de Zafra. Esta era la segunda vez que la Orquesta Nacional actuaba en Extremadura y el extraordinario concierto resultó todo un éxito.

Hoy ya son más de 30 años los que Juventudes Musicales de Zafra "José Cabezón" ha dedicado a fomentar la música clásica en nuestra ciudad. Con la colaboración, participación y ayuda de los socios y demás asistentes, instituciones culturales locales, provinciales y nacionales, así como algunas empresas privadas, podremos seguir disfrutando de excelentes conciertos durante muchos años más.